BLOG

Celia

Novias

14 mayo, 2022

Celia y Jorge son Sur y Norte. Córdoba y Asturias. Se conocieron en Londres trabajando de enfermeros. Desde el momento que cruzaron la primera palabra sintieron como que se conocían de toda la vida. A los siete meses de estar juntos, Celia volvió a Madrid por trabajo y estuvieron un año a distancia hasta que Jorge pudo regresar. Tras cinco años de convivencia en Madrid, y arrastrados por los malos años a nivel profesional por el COVID, se mudaron a Gijón.

Pasaron ocho años de novios en los que la pareja vivía ajena a los planes de boda hasta que Jorge se lo propuso y Celia dijo ‘sí’. “En ese momento pensé por primera vez en cómo me vería de novia. Tenía claro que quería un vestido que me hiciera sentir muy yo, por eso quería un traje a medida para poder hacerlo mío”, cuenta la novia. Tras una primera búsqueda, Celia encontró a Laura. “Laura fue el primer atelier que visité y sentí una conexión muy especial con ella, supo entender mi idea desde el principio y yo quedé prendada de las telas y tejidos de su atelier. Ella me recomendó que siguiera buscando ya que era la primera en visitar y le hice caso pero no logré encontrar lo que sentí con ella, así que volví para quedarme. Jamás me arrepentiré de la decisión, la elegiría una y otra vez”.

Preparar una boda entre Asturias-Madrid-Córdoba no fue tarea sencilla pero los nervios y el estrés pronto dieron paso a las ganas y a la ilusión. “El día de la boda amanecí serena y con muchas ganas de disfrutar todo lo que habíamos preparado durante tantos meses. La boda salió perfecta, jamás soñé con una boda tan especial. La vivimos muy intensamente arropados por nuestras familias y amigos, fuimos unos novios muy disfrutones”, confiesa Celia.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

El vestido de novia de Celia, inspiración Florence Welch

Celia tenía claro que buscaba un vestido de novia convertible, que fuera cómodo y vaporoso, con una falda muy especial a capas y con bordados. Su gran inspiración fue la cantante Florence Welch y su estilo bohemio tan característico.

El de Celia fue un vestido 100% a medida hecho para ella. Trabajamos con una idea de cambio de look en tres momentos: ceremonia, banquete y fiesta.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”] [/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

Para la ceremonia creamos una base de vestido lencero a medida confeccionado en crepé de seda. El sobrevestido en doble capa de bambula de seda era espectacular. El patrón de la falda fue todo un reto porque conseguimos que la falda de bambula de seda tuviera cuerpo y movimiento. La idea era crear un vestido muy texturizado, lo conseguimos realizando fruncidos y creando diferentes texturas tanto en el bajo pecho con un fajín como en la zona de muñecas, creando transparencias en las mangas, etc. Trabajamos con un par de visillos modernistas, los recortamos y entolamos a la bambula. Conseguimos así un sobrevestido ligero y con mucho movimiento, que parecía una especie de nebulosa de diferentes capas y texturas de vestido.

Además, diseñamos un pequeño velo, también a medida, en bambula de seda haciendo las mismas formas de pico de la falda.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

Para la fiesta Celia quería hacer un guiño a su tierra. Localicé para ella un mantón de manila antiguo que recuperamos en su totalidad en el atelier para que lo combinara con el vestido lencero base.

“Quise agregar dos detalles al vestido para llevar ese día a mis dos abuelas de manera simbólica y Laura me dio ideas para poder hacerlo. Finalmente pusimos en las mangas del vestido una puntilla de una servilleta de mi abuela materna hecha a mano en encaje de bolillos. Y un pendiente de mi abuela paterna en las botonaduras de la espalda del vestido a modo de botón. El vestido que creamos juntas fue lo que estaba en mi cabeza desde el principio y estoy tremendamente feliz del resultado”.

Créditos:

Fotos @boqueronafeira
Vestido @lauraescribanoatelier
Pendientes y peinas @mdepaulet
Peluquería y Maquillaje @macestilistas
Zapatos @flordeasoka y @castanerofficial
Flores @andaluflor_
Vídeo @fenixvisual_weddings
Traje @bahman_ tailors
WP @dpleis_events
Finca @laviejacigarra
Catering @gastronomiaalfardos
DJ @mysound.es
Corbata @passaggiocravatte
Cintas ramo @demihermana y @mychickjewellery
Niños de arras @_labube_

Deja una respuesta