BLOG

María Esther

Novias

7 mayo, 2022

María Esther y David se conocieron en su primer año de residencia de Medicina Interna. Su rápida conexión les valió la aprobación cómplice de sus compañeros, que ya notaron que había algo especial entre ellos. “En el hospital han vivido nuestra historia de amor desde el principio”, cuenta María Esther emocionada. Unos años y una boda después, la pareja sigue escribiendo su propia historia entre las paredes de aquel hospital que los acogió como residentes.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

La pareja decidió casarse para sellar su amor y celebrarlo junto a sus seres queridos. María Esther nunca se había imaginado su vestido de novia y acudió al atelier en un mar de dudas. “Ni yo misma sabía lo que quería, fue Laura la que supo guiarme en todo el proceso y me ayudó a dar con mi vestido de novia”. De esta manera, fuimos construyendo poco a poco su vestido hasta hacerlo completamente suyo, desde cero y pensando en ella en todo momento. “Al final fue muy yo y todos me lo dijeron el día de la boda”, confiesa la novia.

La dulzura y cercanía de María Esther nos conquistó desde el principio y fue un auténtico placer compartir junto a ella este proceso tan maravilloso.

El vestido de novia de María Esther

Almería, naturaleza salvaje, mar y superposición de capas. Así define nuestra directora creativa, Laura Escribano, los ejes principales de inspiración del vestido de novia de María Esther. “Almería fue el eje central del diseño. También tuvimos en cuenta que la celebración era religiosa y después en un espacio muy natural”, cuenta Laura Escribano. María Esther nos dijo que buscaba un vestido natural, muy fluido y que no pesara nada. Con esa información le propusimos nuestra famosa metodología de trabajo por capas, era perfecta para lo que ella buscaba y le pareció una idea fantástica.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

Creamos una base de vestido con escote cuadrado y mangas incrustadas. La base del vestido estaba planteada para que pudiera lucirse solo como pieza independiente en la fiesta.

Encima del vestido base, María Esther llevaba un sobrechaleco. Aquí, en esta pieza, fue donde planteamos la naturaleza salvaje de Almería. “Rápidamente me vino el mar como inspiración porque los ojos de María Esther eran agua. En la parte delantera del busto realizamos una mezcla de diferentes texturas que simulaban las olas rompiendo y mezclándose con la arena, la espuma y las burbujas. Toda esta idea se coronaba en un elegante remolino en la parte delantera del sobrechaleco. Para la parte de la espalda del chaleco me inspiré en otra textura marina: el oleaje suavizado del mar. Para ello, diseñamos diferentes capas superpuestas que culminaban en un encaje antiguo tipo valencienne. Una gran cola culminaba todo el look con un velo al que añadimos un tul sedoso bordado”, explica Laura.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

Como con todas las novias, trabajamos con buenos materiales y tejidos de gran calidad para ofrecer el mejor resultado a María Esther. La base del vestido era un crepé satén rematado con unas mangas en bambula de seda, las empuñaduras estaban rematadas con entredoses tipo valenciennes de hilo de seda y el sobrechaleco estaba todo cincelado por otro tipo de valenciennes antiguos, también entredoses. Toda esta capa del traje estaba realizada en bambula de seda y muselina de seda.

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

[one_half padding=”0 10px 0 0″] [one_half_last padding=”0 0 0 10px”][/one_half_last]

Créditos:

Fotografía: @cero17_photography
Vestido: @lauraescribanoatelier
Pelo: @capri_peluqueriayestetica
Makeup: Inma Jiménez Make Up
Tocado: @marucca.es
Flores: @graciaylapenca

Deja una respuesta