Conocí a Laura hace ya más de un año y desde el primer momento sentí esa conexión y esa magia tan especial que ella desprende. Crear el vestido que tenía en mi cabeza fue muy fácil, como ella decía solo tenía que confiar, y así fue. Es admirable el cariño y dedicación que le pone a todo, ella ama su trabajo y se puede ver solo con mirar lo que crea. Laura eres una mujer increíble, paciente y atenta, gracias por escuchar mis dudas y miedos. Jamás olvidaré ese ratito juntas que pasamos para materializar el vestido de mis sueños, ¡te elegiría una y otra vez! Muchas gracias por todo a ti y al equipazo que tienes detrás, sois un sueño.

Fue el día más feliz de mi vida con el vestido más especial de mi vida, y todo gracias a ti. ¡Gracias!