Laura adaptó un vestido antiguo para mí, haciendo magia con él. Sin duda, era la persona indicada para hacerlo. No hubiera sido posible sin su pasión, su implicación y su ARTE con los tejidos antiguos. Ha sido precioso conocerle como persona y profesional. El resultado es inmejorable y la experiencia, inolvidable. No cambiaría nada, si pudiese valorar 10 estrellas, serían para ella.