La mejor decisión que pude tomar fue la de ponerme en manos de Laura Escribano y su equipo. Ha sido una experiencia preciosa. He podido ver cómo mi vestido se ha ido creando sobre mí, con un resultado increíble y un recuerdo precioso. El mimo y cariño con el que cosen hasta el último botón, y todo de manera artesanal, se nota en el resultado final. Pero además el trato que te dan en cada prueba, me han hecho sentir como en casa, cómoda y tranquila. Sin duda alguna la recomendaría para hacer tu vestido de novia. Es más, ¡espero repetir! (Aunque no sea un vestido de novia). Gracias a Laura Escribano y todo su equipo.